Consumo Colaborativo en época de Crisis.

Consumo Colaborativo.

La situación actual de crisis está “obligando” a muchas personas a buscar alternativas de consumo y ahorro, todo ello sumado a la explosión de las redes sociales da lugar a  nuevas formas de economía basadas en un  consumo más colaborativo.

El consumo colaborativo se define  como la manera tradicional de intercambiar, prestar , compartir, alquilar a través de la tecnología y las comunidades.

 

Las viejas prácticas del trueque, el préstamo o intercambio recrean la economía en momentos de crisis.

Se está extendiendo la tendencia de poseer menos , un ejemplo claro es la digitalización de los contenidos (música, vídeos, libros, etc) que a través del acceso a servicios como Spotify se ha visto que no es necesario comprar un disco de un determinado grupo o cantante, pudiendo acceder a las canciones que queramos de una multitud de artistas.

“ La tendencia es evidente : el acceso vence la posesión. El acceso es mejor que la  propiedad”.

(Kevin Kelly).

Este tipo de consumo se expande día a día también entre los  bienes, como el como ejemplo intercambio de casas, coche compartido,etc. Una alternativa a la economía de “comprar por comprar”.

En este modelo la nueva moneda será por tanto la confianza, a priori mucha gente desconfiará  cuando se le habla de “alquilar tu coche a un extraño “ o prestar tu casa a un desconocido”, sin embargo, muchos de los que han probado este tipo de consumo han repetido.

Un claro ejemplo es Knok.com que ha llegado a los 14.000 usuarios del intercambio de casas en 145 países.

Por otro lado,el promotor de la web Consumocolaborativo , Albert Cañigueral,menciona que en su web puedes acceder a todo, hasta alquilar un taladro, cuya vida media en el uso doméstico es, por cierto, de 10 a 20 minutos, pues compramos una herramienta que pocas veces usaremos. “Con las fórmulas de consumo compartido ganan las empresas y gana la gente, porque lo que se busca no es tanto el beneficio económico como compartir”.

 

10 Posibles alternativas al consumo.

Hay innumerables iniciativas realmente interesantes, hoy os cuento 10 alternativas al consumo que me parecen muy útiles:

  1. Reciclalia: Plataforma gratuita que está en la red y sin ánimo de lucro, en donde se  puede donar objetos que te sobren o que ya no uses por si alguien los quiere aprovechar. También puedes solicitar objetos que necesites o busques.
  2.  Etruekko: Es una red de comunidades en la que puedes intercambiar y compartir bienes, servicios y conocimientos siguiendo la filosofía de los sistemas de trueque, los bancos de tiempo y las monedas sociales.
  1. Favoralia: Es una red social de intercambio de favores. Es una original idea, pues para recibir favores, primero los tienes que hacer tú y vas ganando punto, pides favores en función de los puntos que acumulas.
  2. No lo tiro, te lo regalo: En esta plataforma te permite anunciar todos aquellos objetos que ya no te interesan y que estás dispuesto a regalar porque seguramente que haya alguien a quien le pueda interesar.
  3. Obsso: Aplicación móvil de intercambio de objetos que ya no deseas por otros.Se encuentran en Extremadura.
  4. Title Trader: Plataforma que permite intercambiar libros, música y videojuegos en todo el mundo.
  5. Creciclando: Plataforma para intercambiar juguetes, ropa y accesorios para niños, bebés y premamás.
  6. Home for home: Con ayuda de esta web puedes disfrutar de vacaciones en diferentes lugares intercambiando tu casa con otras personas, que pueden ser también, de diferentes países. Más de 31.980 casas en 121 países diferentes.
  7. Armario compartido: es una aplicación que te permite prestar y tomar prestadas prendas de otras personas, de forma gratutita y segura.
  8. De persona a persona: Plataforma muy interesante para intercambiar conocimientos, servicios, materiales y artículos.

2013-11-12 15.37.15

One Response to “Consumo Colaborativo en época de Crisis.”

  1. lorena dice:

    Excelentes recomendaciones, el compartir casas para vacaciones es una modalidad cada vez más utilizada en España y en el mundo, ecologica, fácil y ahorrativa.

Deja tu comentario